Se trata de una nueva estructura esbelta y elegante para cruzar el río Güeña, en la localidad de Benía de Onís (Asturias).

la localización de la pasarela a los pies del Parque Natural de los Picos de Europa, hizo necesario proyectar una infraestructura sostenible. De esta forma se logra conjugar la integración paisajística y el respeto ambiental en un entorno natural excepcional.

Esta zona tiene un valor añadido, ya que es el hogar del Quebrantahuesos, una especie declarada en peligro de extinción en España. La pasarela da servicio a los vecinos y turistas para cruzar el río Gueña y acceder al Centro de Interpretación «Las Montañas del Quebrantahuesos», que ofrece un espacio de encuentro, participación y sensibilización hacia esta especie.
Además, la infraestructura también se da acceso al Centro Municipal Polivalente «Hnos. Álvarez Marcos», donde se ubica un salón polivalente, la biblioteca municipal y un centro de dinamización tecnológica.

La tipología estructural del puente es el arco, de tal forma que el tablero se sitúa entre las dos vigas arqueadas que lo forman, sirviendo estas a su vez de pretil protector.
La incorporación de tornapuntas rigidizan la estructura ante cargas transversales y torsionales, que también sirven, en su prolongación, de apoyos para el pasamanos.
El puente está formado, como elemento principal por dos arcos principales con acusada contraflecha. Estos elementos trabajan como arcos biarticulados, pudiendo ejecutar el montaje con una sóla grúa.

La pasarela esta realizada en madera de Pino silvestre (Pinus sylvestris) tratada en autoclave mediante tratamiento de protección profunda, tiene una longitud de 28 metros y un ancho de paso útil de 1,6 metros.